ORACIÓN POR NILTON


Jovem poeta secundarista, Nilton Rosa da Silva doou seu sangue e seus sonhos ao solo chileno, defendendo a Sede do Partido Socialista em 15 de junho de 1973, na capital Santiago. Para Nilton da Silva Rosa, nativo del Brasil como el jacarandá, a quien una bala de carnicería , el 15 de junio de 1973, lo hizo caer exánime antes de su último examen de castellano.

Francisco ‘Pancho’ Estevez, colega de Faculdade de Nilton.

Una rosa roja en la mortaja

una estrella prendida de revoluciones

todavía te discuto

que era temprano para morir

una barba incontinente

abrigo de viejas solidaridades

zapatones de frío y calle

colihue de las banderas

entre O´Higgins y San Martín

fue derramada tu tinta temeraria

colmada de versos sin escribir

pletórica de panfletos

sin la imprenta de tus manos

inútilmente

todavía te discuto

que era muy temprano para morir

de risas y declamas

andante de cordilleras

siervo y caballero

luna de sol en la selva

atila de la burguesía

romeo de las burguesas

ausente de los repasos gramaticales

destripador de asambleas

tus compañeros de latitud

y tus amantes de longitudes

te alzaron sobre sus hombros

y caminando mil distancias

llegaron contigo a la misma

lavandería de valle grande

para velar tu poesía incólume

infructuosamente

todavía te discuto

que era muy temprano para morir

si naciste para tareas imposibles

como deshollinador de volcanes

o contrabandear camellos en el cielo

tú que sabías cultivar plantas de fuego

en jardines de carbón y llama fulgurante

y hacer cenizas de papel moneda

y forjar edificios proletarios

vengo todos los años

a tu cementerio de elefantes

y solo por el gusto de contradecirte

todavía te discuto

que era muy temprano para morir.


rodapé ed.png